La falta de empleados comprometidos hará fracasar tu empresa: Pendiente a estas 5 señales

bma-empleados-comprometidos

Contar con pocos empleados comprometidos es prácticamente una sentencia de muerte lenta para las empresas.

El porcentaje promedio de empleados comprometidos está cerca del 30%. Esto retrasa el crecimiento y éxito de tu compañía.

Sin el compromiso del empleado, disminuye la productividad laboral. Cuando esto pasa en tu empresa, pierdes dinero.

Una investigación conducida por The Engagement Institute reveló que la falta de empleados comprometidos cuesta entre $450 y $550 mil millones anualmente a las compañías en los Estados Unidos. Los empleados comprometidos dan la milla extra. Contribuyen a aumentar la productividad laboral y a lograr más metas.

Sorprendentemente, casi 70% de los empleados no se sienten comprometidos con su trabajo. ¿Conoces el porciento de empleados comprometidos que hay en tu empresa?

Frecuentemente se atribuye la baja productividad laboral a vagancia o ignorancia de los empleados. Sin embargo, las políticas de tu empresa pudieran impactar negativamente el compromiso de tus empleados y quizás no te has dado cuenta.

Aprende a reconocer las señales que te alertarán de que el compromiso de tus empleados está en niveles preocupantes.

Tu empresa fracasará si no atiendes las siguientes 5 señales:

1. Baja el nivel de productividad laboral

Es la señal más evidente de que tus empleados no están comprometidos con la empresa. El compromiso de los empleados tiene varios niveles de calidad o dedicación. Puede ser individual o colectivo y se subcategoriza en compromiso normativo, afectivo y de continuidad.

Lo ideal es que tus empleados deseen permanecer en tu empresa porque entienden que es la mejor opción para su carrera. Observa la palabra clave: desea. Cuando ese deseo se convierte en obligación, cambia el panorama. Es entonces cuando baja la productividad y se afectan las ganancias.

2. No se cumplen los objetivos

Cuando los empleados no tienen sus tareas bien definidas, pierden su autonomía y creatividad. Además, se les hace difícil cumplir con los objetivos de la empresa.

Los empleados necesitan una definición clara de su rol y sus responsabilidades. De ese modo, tendrán claro lo que se espera de ellos. Si no saben qué hacer para cumplir las expectativas, hay un problema de comunicación.

3. Poca retención de empleados

El crecimiento profesional es un gran motivador individual. Cuando una persona percibe que no tiene oportunidades de desarrollo y crecimiento en una empresa, puede sentirse estancada y deja de verle propósito a su trabajo.

Esto causa que baje su moral y afecta su nivel de compromiso. Como consecuencia, perderá su lealtad hacia la compañía. Buscará empleo con otra empresa y se irá. De hecho, la falta de oportunidades de desarrollo y crecimiento es una de las razones principales por las cuales las personas buscan cambiar de empleo.

Por lo tanto, si comienzas a ver que aumenta la cantidad de empleados que abandonan tu empresa, evalúa si estás ofreciendo suficientes oportunidades de desarrollo profesional.

empleados comprometidos

4. Se repiten los mismos errores

Además de ser motivo de gran frustración, ver que se repiten los mismos errores es una clara señal de que algo anda mal.

Si esto ocurre en tu empresa, evalúa si se debe a algún error en comunicación. Es posible que los gerentes y supervisores en tu organización no estén brindándole retroalimentación a los empleados. Si un empleado no recibe retroalimentación, no puede mejorar su desempeño. Por lo tanto, seguirá cometiendo los mismos errores.

Comunicarles a los empleados lo que hacen bien y mal ayudará a mejorar la eficiencia en tu organización. Además, obtener reconocimiento por su buen trabajo les motivará. Esto, a su vez, aumenta el compromiso del empleado hacia la empresa.

5. Incertidumbre e inestabilidad entre el personal

Cuando la gerencia no mantiene una comunicación transparente con sus empleados, se crea un ambiente de incertidumbre. No saber si las cosas van bien o mal en la empresa causará inestabilidad entre el personal.

La percepción del empleado sobre el futuro de la compañía impacta la productividad laboral. Quizás aún más importante, influye también en su decisión de permanecer (o no) en la empresa.

Más allá de la situación financiera de la empresa, los empleados no gerenciales se fijan en la visión corporativa y hacia dónde se mueve la empresa. Es decir, cuál es la misión y cómo su trabajo aporta a lograrla. Así forman su opinión sobre la estabilidad y el futuro de la empresa. A falta de explicaciones (poca transparencia), van formulando teorías y llegando a sus propias conclusiones.

Ante este escenario hay dos posibles reacciones: deciden irse de la empresa o permanecen, pero pierden el interés y el compromiso hacia su trabajo. Esta última reacción impactará tu empresa de la peor forma.

Seguramente has escuchado el dicho de que una manzana podrida pudre todo el cesto. Lo mismo sucede cuando un empleado no está comprometido. Se crea una reacción en cadena que multiplica la baja en productividad laboral. Es como un virus que se propaga entre todos, resultando en graves pérdidas para la compañía. Por lo tanto, debes evitarlo a toda costa.

Comienza tomando nuestra encuesta de compromiso del empleado. Es una herramienta que te permitirá conocer qué porcentaje de empleados comprometidos trabajan en tu empresa. Además, verás cuáles son las áreas de oportunidad para aumentar el nivel de compromiso entre tus empleados y fortalecer tu empresa.

PARA CONOCER MÁS SOBRE LA ENCUESTA, DESCARGA EL REPORTE MODELO Y ÉCHALE UN VISTAZO AL TIPO DE DATOS QUE RECIBIRÁS Y QUE TE AYUDARÁN A CONSTRUIR UNA EMPRESA MÁS SÓLIDA.

empleados comprometidos

Related articles

​​Did you like this post?

​Subscribe to our blog and stay informed.

No Comments

Post A Comment