La administración de recursos humanos en tiempos de crisis

La administración de recursos humanos en tiempos de crisis

administración de recursos humanos

Ante una emergencia climática, la administración de recursos humanos juega un papel instrumental en el bienestar de los empleados y la pronta reanudación de las operaciones

Cuando se piensa en reanudar las operaciones de una empresa, el rol del departamento de recursos humanos tiende a pasarse por alto. Sin embargo, es una herramienta valiosa en momentos de crisis.  

Desarrollar tácticas efectivas de administración de recursos humanos para enfrentar emergencias climáticas requiere de planificación. Para ello, es necesario que la alta gerencia combine esfuerzos con el departamento de recursos humanos. De este modo, se toman las decisiones críticas de antemano y recursos humanos conoce los pasos a seguir cuando llegue el momento de implementar el plan.

Toma nota de las siguientes 4 formas en las que puedes ayudar, como director de recursos humanos, a reanudar las operaciones de tu empresa rápidamente, luego de un desastre natural.

1. Antes que todo, planifica

Toda empresa debe contar con un plan de contingencia y continuidad del negocio. Este documento detalla el plan de acción a seguir para reducir el tiempo que una empresa deja de operar como consecuencia de un desastre natural o cualquier evento que interrumpa las operaciones diarias.

Usualmente, estos planes tienden a enfocarse en la compañía y sus operaciones. Sin embargo, el director de recursos humanos tiene la oportunidad de aportar la perspectiva humana al plan. Después de todo, los empleados son parte integral de la empresa y también sufren los efectos y consecuencias de un desastre natural. Sé parte de la planificación del plan de contingencia y continuidad de tu empresa.

2. Mantén un listado actualizado de empleados

Tener una lista de empleados actualizada es crucial, en cualquier momento. Es recomendable tenerla impresa y fácilmente accesible, para no depender de sistemas o equipo, en caso de que se caigan las comunicaciones o falte la energía eléctrica. Si puedes protegerla contra el agua, estaría a salvo incluso en caso de inundaciones.

El listado debe estar organizado de forma que sea más fácil identificar a qué departamento pertenece cada empleado. Además, debe contener información básica sobre el empleado. Por ejemplo, su nombre y apellidos, dirección física, correo electrónico, número de teléfono y un contacto de emergencia del empleado (con su parentesco y número telefónico). Tener varias alternativas para contactar al empleado es útil, puesto que no sabes de antemano cuáles métodos de comunicación fallen. Verifica periódicamente que la información sea correcta y esté actualizada.

3. Evalúa el estado de tus empleados y ofrece ayuda

Una vez logres comunicación con los empleados luego de un desastre natural, ocúpate de conocer cómo se encuentran, física y mentalmente. Pregunta cómo está su familia y si su propiedad sufrió algún daño. Quizás descubras alguna forma de ayudar a que atiendan sus preocupaciones inmediatas. Tal vez necesiten ayuda psicológica o solo un tiempo para manejar su situación personal.

Discutan una fecha en la que ambos entienden que el empleado puede reportarse nuevamente a su puesto de trabajo. Claro está, sin que esto signifique que el empleado ponga en peligro su vida, o la de su familia. Además, considera qué alternativas puedes ofrecer como empresa para facilitar su regreso al trabajo. Por ejemplo, si tienes varias localizaciones, puedes decir a tus empleados que se reporten a la localización más cercana, aunque no sea esa la localización a la que pertenece.

Saber que tiene un trabajo al cual regresar después de un desastre natural puede ofrecer a tus empleados cierta reafirmación en momentos de incertidumbre. Además, sabrá que cuenta con un ingreso para manejar los gastos inesperados que ocurren como consecuencia de un desastre natural.

Facilitar que se reincorporen al trabajo no solo tiene obvios beneficios para la empresa, sino que da un propósito al individuo, pues puede sentirse útil y productivo.

4. Discute y practica el plan de contingencia y continuidad

Es importante que los empleados conozcan el plan de contingencia y continuidad de la empresa. Discute con ellos el plan y asegúrate que todos conozcan los pasos a seguir y el rol de cada persona responsable del proceso.

Coordina talleres donde orientes a los empleados acerca de cómo prepararse física y emocionalmente para enfrentar catástrofes. Además, puedes organizar simulacros de diferentes desastres naturales para que los empleados practiquen qué hacer antes, durante y después de estos eventos.

Estas tácticas son útiles y efectivas para manejar cualquier disrupción natural al negocio. No debes esperar a que ocurra un evento. Planifica antes qué hacer y cómo reaccionar ante la posibilidad de estos eventos. Como director de recursos humanos, estás en la posición idónea para velar por la seguridad de los empleados de tu empresa, ya sea dentro del negocio o en sus hogares.

Related articles

​Did you like this post?

​Subscribe to our blog and stay informed.

No Comments

Post A Comment