Inteligencia Emocional vs Experiencia: Cómo contratar al mejor candidato

Inteligencia Emocional vs Experiencia: Cómo contratar al mejor candidato

Inteligencia Emocional

¿Qué es más importante al momento de reclutar: Inteligencia Emocional o Experiencia?

Al momento de entrevistar un candidato y evaluar su CV, muchísima atención e importancia se le da a su experiencia de trabajo,  así como sus logros y grados académicos.  Pero ¿qué garantías le ofrece que el candidato será un buen empleado, compañero o líder, basado en esos criterios? Dentro de la evolución que ha surgido en el ambiente laboral, es más probable que un reclutador tome la mejor decisión contratando al candidato con más inteligencia emocional que al candidato con el CV más impresionante.

¿Qué exactamente es la inteligencia emocional? 

La inteligencia emocional es la habilidad de reconocer, comprender y manejar nuestras emociones, así como reconocer, comprender e influenciar las emociones de los demás.  Se puede resumir en el conjunto de las siguientes características:

Consciencia de sí mismo

La capacidad de conocer sus propias emociones, fortalezas, debilidades, así como de estar consciente de cómo sus acciones afectan a los demás.

 

Auto-regulación

La capacidad de expresar las emociones con madurez, prudencia y auto-control cuando necesario, sin exabruptos.

 

Motivación

Las personas más emocionalmente inteligentes se motivan a sí mismos, con determinación y optimismo y no son fácilmente descarriladas por adversidades.

 

Empatía

Una persona emocionalmente inteligente siente compasión y compresión por los demás, lo que le permite forjar conexiones interpersonales, proveer gran servicio, o responder genuinamente a los problemas y preocupaciones de los demás.

 

Habilidades interpersonales

Trabajan muy bien en grupo y pueden construir buenas relaciones y confianza con miembros de su equipo fácilmente. Evitan las luchas por el poder y las puñaladas a espaldas; son más flexibles y se adaptan mejor al cambio.

tercerizacion de ventas

Un Impacto en todos los niveles 

La mayor parte de los estudios llevados a cabo sobre este tema han sido a nivel ejecutivo ya que mientras más alta la posición en la jerarquía organizacional, más cruciales son las habilidades relacionadas a la inteligencia emocional y mayor impacto tienen sobre el resto de la organización.  Habiendo dicho esto, el efecto de la inteligencia emocional se puede percibir en todos los niveles, por lo que lo hace una cualidad crucial para cualquier candidato.

Un estudio realizado por el Center for Creative Leadership encontró que tres de las causas más significativas para el fracaso de ejecutivos son:

1.  Dificultad para adaptarse al cambio

2.  Inhabilidad de trabajar en equipo

3.  Pobres relaciones interpersonales

Inteligencia Emocional

Muchas empresas hoy día buscan mejorar o desarrollar la inteligencia emocional de sus empleados y gerenciales, pero contratar al candidato con alta inteligencia emocional desde el principio debe ser una meta para el reclutador.  A continuación, algunas preguntas guía que se pueden hacer al momento de entrevistar para evaluar el nivel de inteligencia emocional de un candidato:

Para medir cuán bien un candidato se conoce a sí mismo, sus emociones, fortalezas y debilidades:

Una buena técnica sería pedirle que cuente una experiencia en la cual se dejó llevar por sus emociones y a consecuencia hizo algo que luego lamentó. Un buen indicador de inteligencia emocional es el que tiene la habilidad de contar su experiencia con honestidad y humor autocrítico.  Cuidado con el que evita la pregunta, se irrita o se frustra por ella.

 

Para descubrir si un candidato posee empatía:

Pregúntele sobre una situación donde un compañero de trabajo se molestó con él/ella y cómo éste/ésta lidió con la situación. Un buen indicador de inteligencia emocional es una persona que toma su tiempo para reflexionar y pensar antes de contestar.  Asimismo, la contestación debe incluir algún tipo de gesto para entender y encontrar el foco de la contienda con el compañero, aunque no necesariamente esté de acuerdo con él.

 

Para evaluar sus aptitudes sociales:

Pregúntele acerca de proyectos y las dificultades encontradas en cuanto a variadas agendas, temperamentos y cómo logró la colaboración entre compañeros de trabajo.

 

Conclusión:

Las necesidades emocionales de los empleados hoy día han cambiado, por lo que este tema requiere atención para lograr mejor liderato tanto como colaboración en equipo.  Invertir en la inteligencia emocional de sus empleados le podrá producir una fuerza laboral más enfocada, llevadera y comprometida.  No importa cuántos diplomas haya obtenido una persona, si él o ella no tiene las cualidades emocionales necesarias, es improbable que tenga éxito en lo que emprenda.


Oferta especial:

Conozca cómo la tercerización de ventas puede ayudar a lograr los objetivos de su empresa.

Sales Outsourcing

 

Related articles

​Did you like this post?

​Subscribe to our blog and stay informed.

No Comments

Post A Comment