Eficiencia, clave para la rentabilidad

Eficiencia, clave para la rentabilidad

Eficiencia

Nunca como ahora la eficiencia ha sido un concepto tan vital para el destino de cualquier empresa.

En la medida en que cada uno de los ejecutivos clave comprenda este concepto y lo optimice, su valor para la compañía se incrementará exponencialmente, realidad crucial para usted, que lleva el timón de las finanzas de su organización.

Alternativa inteligente

Ser eficiente significa utilizar todos los recursos disponibles de la mejor manera posible para alcanzar las metas establecidas. Para lograr esto es necesaria la identificación precisa de los usos idóneos de esos bienes en relación directa con sus costos.

Cómo hacer más con menos

Una de las reglas de oro de la eficiencia es hacer más con menos.  Para esto existen varias opciones:

  • Utilice al máximo los beneficios de las nuevas tecnologías
  • Trace un mapa preciso del flujo que siguen la captación y la erogación de recursos en su empresa.
  • Pondere la posibilidad de simplificar tareas y optimizarlas mediante la subcontratación o “outsourcing

Beneficios de la subcontratación

  • Permite concentrar los recursos internos de la empresa en actividades estratégicas, mientras que las funciones rutinarias son realizadas por entes externos.
  • Implementado de manera ponderada e inteligente, el “outsourcing” se traducirá también en reducciones en los costos de operación.
  • Mediante la externalización de algunas tareas es posible resolver algunos de los problemas relacionados con el flujo de efectivo o “cash flow”.

Cómo el “outsourcing” incide en el “cash flow”

Al reducir los gastos de nómina relacionados con las funciones subcontratadas, es posible reducir no solo esos costos directos, sino también los costos relacionados con esas partidas, como lo son los impuestos y prestaciones.

Rentabilidad, cómo cultivarla

El concepto de “rentabilidad” relaciona directamente los beneficios económicos con los recursos necesarios para obtenerlos  y se fundamente en tres grandes estrategias:

  • Estrategias de eficiencia – Persiguen mejorar los atributos del producto ante la percepción del mercado, mejorar las estructuras de costos y mejorar la utilización de los recursos, tareas todas con la posibilidad de ser externalizadas mediante la subcontratación o “outsourcing”.
  • Estrategias de vinculación – Aspiran a mejorar el valor percibido y a acercar a la empresa a todos los involucrados en el proceso de captación de ingresos.
  • Estrategias de renovación – Buscan expandir las áreas de oportunidad del negocio.

Conclusión

Reflexionar en estos conceptos le permitirá poner en práctica nuevas alternativas para hacer de su gestión un sinónimo de eficiencia y rentabilidad.


Si desea conocer cómo mantener a sus empleados motivados y contentos, descargue nuestro eBook: How to Engage Employees and Keep them Happy.

Employee Motivation

Photo credit: Stuck in Customs via Visualhunt.com / CC BY-NC-SA

Related articles

​Did you like this post?

​Subscribe to our blog and stay informed.

No Comments

Post A Comment