Cultura organizacional y diversidad: esenciales para la innovación y el éxito

cultura organizacional y diversidad

La diversidad fortalece y enriquece tu empresa. Hazla parte de tu cultura organizacional.

En el cambiante mercado global, triunfan las empresas que ofrecen un ambiente laboral multicultural, que fomentan la igualdad e integran a personas con discapacidades.

La diversidad tiene muchas caras. Es el empleado extranjero que trabaja en el departamento de informática. Es la mujer que dirige un departamento y toma decisiones ejecutivas. Es el empresario que tiene déficit de atención, pero unas energías increíbles para impulsar su empresa.

Una empresa cuyo conjunto de valores y normas—es decir, su cultura organizacional—fomenta la diversidad, es una organización que cuenta con todos los elementos necesarios para alcanzar el éxito.

Así lo demuestran los resultados de una encuesta publicada por la revista Forbes. La encuesta indica que no basta con tener una fuerza laboral heterogénea (diversa). Es necesario además que las organizaciones utilicen las ventajas que obtienen de esa diversidad para innovar y obtener una ventaja competitiva en el mercado.

“La competencia por talento en la economía global de hoy es feroz. Por lo tanto, las empresas deben tener planes para reclutar, desarrollar y retener una fuerza laboral diversa”, cita la encuesta.

El término “diversidad” comprende una multitud de factores. En este caso, nos enfocaremos en tres: diversidad de género, diversidad cultural y diversidad de talento humano.

Diversidad de género

Hace apenas 100 años, las mujeres no tenían oportunidades de empleo. No se les consideraba aptas para el trabajo asalariado. En otras palabras, hace solo 4 ó 5 generaciones atrás la fuerza laboral del mundo estaba compuesta 100% por hombres.

No fue sino hasta la Primera Guerra Mundial (1914-1918) que la sociedad comenzó a hacer lugar para la mujer en trabajos fuera del hogar. La razón es simple: se hizo necesario cuando los hombres tuvieron que ir al frente de batalla.

La incursión de la mujer en la fuerza laboral tiene un impacto significativo, tanto para las empresas como para las economías globales.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirma que “el empoderamiento económico de la mujer es un buen negocio. Las empresas se benefician enormemente al aumentar las oportunidades en cargos de liderazgo para las mujeres, algo que ha demostrado aumentar la eficacia organizacional.”

Además, basándose en un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la ONU también afirma que “cuando el número de mujeres ocupadas aumenta, las economías crecen.”

Actualmente, en muchos países la desigualdad de condiciones, de paga y de oportunidades de crecimiento profesional entre hombres y mujeres es objeto de debate y controversia.

A continuación, cinco formas en las que puedes fomentar la igualdad de género en tu empresa:

  1. Incorpora la igualdad de género en tu cultura organizacional como parte de los valores corporativos.
  2. Ofrece las mismas oportunidades de desarrollo profesional a todos los géneros.
  3. Utiliza el proceso de reclutamiento para balancear la participación de todos los géneros en tu organización.
  4. Establece protocolos de prevención y denuncia de acoso sexual por razón de género.
  5. Revisa tus programas de compensación y haz los ajustes necesarios con la igualdad de paga en mente.

Cabe destacar que la diversidad de género, hoy día, no solo se refiere a equidad entre los sexos. También abarca la amplia gama de identidad de género. Esto incluye brindar iguales oportunidades a personas transgénero, cuyos derechos aún están bajo discusión a nivel social y político.

La desigualdad de género tiene un impacto negativo a nivel empresarial, social y económico.

cultura organizacional y diversidad

Diversidad cultural

Una tendencia que va en aumento es la diversidad cultural, fomentada en gran medida por la globalización. Atraer un mayor número de personas de distintos trasfondos culturales incentiva la innovación.

Esto debido a que las personas de distintas culturas traen consigo técnicas y destrezas diferentes que pueden ser sumamente valiosas para el desarrollo de nuevos procesos, productos y servicios en tu empresa.

A continuación, varias formas de impulsar la diversidad cultural:

  • Respeta los derechos humanos básicos.
  • Promueve el diálogo intercultural.
  • Fomenta el respeto hacia todas las tradiciones, creencias y prácticas religiosas. Muestra cero tolerancia hacia el racismo y el discrimen.
  • Lidera con tu ejemplo, practicando los valores corporativos que forman parte de tu cultura organizacional.
  • Celebra las diferencias culturales.

La diversidad cultural también ayuda a atraer talento y retener personal. Esto debido a que muchos empleados buscan un entorno inclusivo que promueva la igualdad.

Diversidad de talento

La diversidad de talento se refiere a una fuerza laboral compuesta por personas con distintos trasfondos académicos y profesionales. Dentro de este contexto, es imperativo hablar de las personas con discapacidades.

La Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA) requiere que las empresas proporcionen igualdad de oportunidades a individuos con discapacidades. Específicamente, prohíbe la discriminación en la colocación, contratación, ascensos, capacitación, remuneración, actividades sociales y otros privilegios laborales.

Similarmente, los países de Latinoamérica y el Caribe cuentan con leyes que garantizan los derechos de las personas discapacitadas. Además, muchos gobiernos ofrecen incentivos para que los patronos les incluyan en la fuerza laboral.

Sin embargo, contratarlos no es suficiente para avanzar esta causa. Más allá de emplear a personas con discapacidades, los patronos deben incentivar su integración exitosa a la empresa.

Para lograrlo, puedes valerte de las siguientes tácticas:

1. Comunica las políticas inclusivas de la empresa.

No solo entre tus empleados. Proyectarte como un patrono que brinda oportunidades a personas con discapacidades te hará líder en tu industria. Además, saber que tu cultura organizacional apoya la contratación e integración de personas con discapacidades logrará que atraigas el mejor talento; tanto personas discapacitadas como quienes no lo son.

2. Establece un presupuesto para acomodo razonable.

Al escuchar el término “acomodo razonable”, muchas personas piensan que se requiere una gran inversión para lograr estos acomodos. Sin embargo, múltiples estudios han demostrado que esto no es así. En la mayoría de los casos solo hace falta aplicar un poco de creatividad y sentido común.

3. Fomenta el respeto y el desarrollo profesional de las personas con discapacidades.

Identifica las fortalezas de tus empleados discapacitados y colócalos en posiciones donde puedan destacarse. Fomenta que el resto de tu plantilla de empleados respete a tus empleados discapacitados. Crea un ambiente donde se apoyen sus esfuerzos y se celebren sus logros.

En resumen, establecer una política de diversidad como parte integral de tu cultura organizacional es una sabia decisión de negocios. Entre sus muchos beneficios, la diversidad aumenta la rentabilidad de tu empresa. Además, te otorga una ventaja competitiva en el rápidamente cambiante mercado global.

CONOCE MÁS SOBRE ESTA HERRAMIENTA DE RECLUTAMIENTO INNOVADORA. AHORA PUEDES TOMAR LA ENCUESTA DE CULTURA ORGANIZACIONAL DE MANERA TOTALMENTE GRATUITA. ¡PRUÉBALA!

cultura organizacional y diversidad

Related articles

​​Did you like this post?

​Subscribe to our blog and stay informed.

No Comments

Post A Comment