Cultura organizacional: una herramienta poderosa para retener talento

cultura organizacional

Una cultura organizacional sólida puede reducir la rotación de personal hasta un 50%

La cultura organizacional es el pulso de toda empresa. Es el conjunto de planes estratégicos, actitudes, creencias, normas y valores que comparten los miembros de una organización.

Tener una cultura organizacional bien definida encamina a los empleados a cumplir con la misión y visión de la compañía. Lo opuesto también es cierto. Una cultura organizacional débil desalienta a los empleados, afecta su desempeño y disminuye su productividad laboral. En resumen, le cuesta dinero a usted.

Cuando la misión y visión corporativas no están bien definidas, los empleados lo perciben. Lo mismo ocurre si estos fundamentos cambian constantemente. El resultado es la falta de dirección. Los empleados carecerán de un norte o un conjunto de guías que le dirijan hacia el cumplimiento de metas.

No tener una idea clara de cómo el rol de un empleado forma parte de la visión y los objetivos solo lleva a la frustración. La acumulación de frustraciones reduce la moral del empleado y los conduce a buscar oportunidades de empleo fuera de ese ambiente frustrante.

Por ello, es sumamente importante identificar qué tipo de cultura fomenta tu empresa.

Es posible que, sin darse cuenta, esté alejando de su empresa a su mejor talento.

En términos generales, existen dos tipos: cultura organizacional fuerte o cultura organizacional débil (tóxica).

Cultura organizacional sólida

Los estudios demuestran que cuando los empleados laboran en un entorno cuya cultura organizacional está bien definida:

  • su desempeño mejora un 22%,
  • los conflictos se reducen un 30%, y
  • las renuncias se reducen un 50%.

Para fortalecer la cultura de tu empresa, debes definir el comportamiento permitido en la organización, así como el conjunto de creencias y valores por los cuales se regirá la toma de decisiones.

Todo empleado quiere ser parte de una organización que rinda frutos. Mientras más fuerte sea la cultura de tu empresa, más empleados atraerás. Y los que ya están, se quedarán.

Cultura organizacional tóxica

Una cultura organizacional es débil o tóxica cuando los valores de los empleados no están alineados con los de la compañía. En este ambiente tóxico, los empleados suelen desempeñarse con menos entusiasmo.

Algunas señales que apuntan a que hay un ambiente tóxico en tu empresa son:

  • baja moral
  • pérdida de creatividad
  • bajas expectativas
  • falta de lealtad y compromiso
  • menos productividad
  • bajos niveles de confianza
  • pérdida de interés en trabajar para la organización

Como consecuencia, algunos empleados optan por dejar la empresa. Además de costarle un empleado a la empresa, impacta su productividad e ingresos. También le genera gastos adicionales al tener que comenzar un proceso de selección, reclutamiento y adiestramiento para remplazar al exempleado. Estos gastos se siguen acumulando durante los meses que la plaza esté vacante.

Descubra cómo BMA Group puede ayudar a fortalecer su cultura organizacional y retener a su mejor talento.


outsourcing recursos humanos

​​Did you like this post?

​Subscribe to our blog and stay informed.

No Comments

Post A Comment